SAL falda: del patrón a la tela

Ahora que ya tenemos el patrón...¡vamos, por fin, a tocar tela!


COLOCAR LA TELA Y EL PATRÓN

Antes de colocar el patrón encima de la tela hemos de tener clara la “dirección del hilo” de la tela procurando que esté al “recto hilo”. Para entender qué significa hemos de saber que los extremos de la tela que no se deshilachan (orillos) son los extremos del rollo de tela. Los extremos donde se deshilacha la tela son los que el/la dependiente/a ha cortado, en función de los metros de tela que hayamos pedido.









A la hora de colocar el patrón encima de la tela procuraremos que los orillos queden en horizontal y los bordes cortados arriba y abajo.
 

Como vimos el martes pasado, el patrón se hace únicamente de la mitad delantera y de la mitad trasera para que ambos lados queden totalmente simétricos.
Para que, en la tela, la parte delantera y/o la trasera salgan de una pieza (es decir una pieza delantera y una pieza trasera y no cuatro piezas independientes) la doblaremos , dejando la parte interior de la tela a la vista.

Yo, que soy muy agarrada con la tela, no la doblo por la mitad, sino que doblo justo el ancho que necesito para que me quepa el patrón (el patrón más un margen para la costura). 
Así que os recomiendo que dobléis en un extremos para hacer una de las dos partes del patrón y, cuando ya lo hayáis cortado, volváis a doblar por el mismo lado para hacer la otra parte (así, si os sobra tela siempre tendréis unos de los orillos sin cortar, como guía, para colocar el patrón correctamente).

El centro delantero/trasero (el lado del patrón que es recto) debe coincidir con el lomo (donde doblamos la tela). Colocamos el patrón encima de la tela, lo más cerca del lomo, y afianzamos con alfileres.

Marcamos, con jaboncillo o rotulador de agua, el margen que dejamos a la tela para la costura. En el lateral y arriba dejaremos 1,5 cm y en el bajo 4 cm. (Si os da respeto, o no estáis muy seguras de las medidas tomadas, podéis dejar más margen por si hay que rectificar y, cuando estéis segur@s, lo recortáis). 


Cuando tenemos marcado todo el contorno (cintura, lateral y bajo) ya podemos recortar,  resiguiendo la linea marcada.
 
MARCAR EL CONTORNO DEL PATRÓN

Ahora nos toca marcar el contorno del patrón (parte superior, lateral y bajo) y las pinzas. Este paso lo podemos hacer de diferentes maneras:

La más segura, pero más entretenida: Hacer puntos flojos en el contorno del patrón, sin dejar margen de manera que quedará marcado en ambos lados de la tela. Si no tenéis mucha experiencia os aconsejo que probéis con esta.

Los puntos flojos se hacen con el hilo de hilván. Se hacen dos pasadas y a la tercera se vuelve atrás, dejando un trozo de hilo más largo (de ahí el nombre de “punto flojo”).




Una vez tenemos todo el contorno ya podemos retirar el patrón. Os aconsejo que no hagáis pasadas muy grandes, ya que los puntos flojos tienen tendencia a caer. Así, como más cortas sean las pasadas, más puntos flojos nos quedarán (os aconsejo que sean de 1 cm aproximadamente, aunque no tiene que ser nada preciso).
Ahora tenemos que intentar abrir la pieza, tirando de los dos lados de la tela tanto como el hilo dé de sí. Separamos ambos lados de la tela cortando los puntos flojos justo por el medio.

Así tenemos bien delimitado el contorno del patrón en los dos lados de la tela.

La más rápida, pero menos precisa: repasar el contorno del patrón con jaboncillo en ambos lados.

Repasamos el contorno, resiguiendo el patrón.Para repasar el contorno del otro lado necesitamos colocar el patrón en el otro lado, pero debemos hacer que coincida con la parte delantera.

Para ello, marcamos con alfileres las esquinas del patrón (esquina superior del lomo, esquina superior/lateral, esquina inferior/lateral, esquina inferior del lomo) de manera que sepamos donde hay que colocar el patrón en el otro lado (además así conseguimos afianzar la tela, los dos lados, para que no se nos desplace el lomo). 

Retiramos el patrón y lo colocamos en el otro lado procurando que el centro quede en el lomo de la tela (damos la vuelta al patrón). Intentamos que las esquinas coincidan con los alfileres y lo afianzamos a la tela.
Repasamos el contorno con el jaboncillo o rotulador de agua y, ya lo tenemos.

Repetimos la misma operación, tanto si usamos puntos flojos como si usamos jaboncillo, con la otra pieza del patrón y ya podemos retirar el patrón.

HILVANAR LAS DOS PIEZAS:


Vamos a unir la parte delantera y trasera de la falda por los laterales, con un hilvanado.


A tener en cuenta que en un lateral (habitualmente en la izquierda) colocaremos la cremallera. En este lado dejamos un trozo, según el largo de nuestra cremallera, sin hilvanar, únicamente con la marca de los puntos flojos.


(Os aconsejo, a las que no habéis hecho puntos flojos, que hagáis ahora unos pocos en este trozo. Os será más cómodo a la hora de colocar la cremallera).

Recordad que, al repasar el contorno (con jaboncillo o con puntos flojos) siempre lo hemos hecho por el lado interior de la tela:
  • Si hemos repasado con jaboncillo o rotulador de agua, debemos ver el lado pintado, tanto en la pieza delantera como en la trasera. Es decir, que el lado pintado quede en el exterior de ambas piezas.
  • Si hemos apostado por lo seguro, y hemos hecho puntos flojos, la parte cortada (los “pelillos” que yo le llamo) debe quedar en el interior. “¡Pelillo con pelillo!”y en el exterior veremos las pasadas.
Al hilvanar, igual que hemos hecho con los puntos flojos, procuramos no hacer puntadas extremadamente largas para que, al probárnoslo, queden los dos lados bien sujetos.


Una vez hemos hilvanado los laterales haremos lo mismo con las 4 pinzas. Para ello debemos juntar los dos extremos de la pinza, formando un triángulo.

PRIMERA PRUEBA:

¡Vamos a probarnos la falda!

Aunque no esté terminada ya podemos comprobar si las medidas que hemos traspasado al papel se adaptan a nuestras medidas reales. Una vez puesta unimos los dos extremos, donde irá la cremallera, por la línea de puntos flojos, con alfileres.

Si nos queda demasiado justa deberemos ampliar un poco (la misma cantidad en los dos lados). No os asustéis, ¡aún tenemos un trozo de costura para ampliar!

Si nos queda demasiado ancha deberemos ajustar (también, la misma cantidad en los dos lados), con alfileres. Podemos ajustar de los laterales y/o de las pinzas, en función de cómo os quede mejor. Por los laterales es más sencillo. 

Haced la prueba con alfileres, de la cantidad que hace falta reducir. Y volvemos a hilvanar y probar, hasta que se ajuste al máximo a nuestras medidas.

COSTURA DEFINITIVA:


Una vez ya tenemos la medida bien ajustada ya podemos enchufar la máquina de coser. Haremos el pespunte en los laterales vigilando el lado de la cremallera, que empezaremos justo debajo de éstal, donde empieza el hilván.

Haremos la costura de arriba abajo, des de donde empieza la tela hasta donde termina. (Por ejemplo, en el bajo de la falda no hay que parar donde irá la costura, sino que hay que continuar hasta que se acabe la tela.)

Cosemos, también, las pinzas, resiguiendo el hilván.



Hacemos también un sobrehilado en el contorno de la tela, con el objetivo de que no se deshilache. 

Cosemos los laterales. Hacemos 4 costuras: las dos de la izquierda (delantera y trasera) y las dos de la derecha (delantera y trasera).

Una vez sobrehilados los laterales abrimos las costuras (doblamos una hacia la derecha y una hacia la izquierda) y doblamos las pinzas (todas en la misma dirección. Yo las doblo hacia la derecha, porque me resulta más cómodo para el sobrehilado a máquina posterior) para sobrehilar la zona de la cinturilla y la zona del bajo, vigilando que las costuras laterales queden bien abiertas.

Siempre que cosemos a máquina debemos rematar los hilos para que no se deshaga (las máquina suelen tener un botón para rematar).



Ya véis que aquí las pautas no son tan marcadas como con el patrón. Si la falda os queda bien a la primera, perfecto! pero tamposo os extrañéis si hay que retocar un poquitín.

Ánimos, que esto ya empieza a tomar forma! 

6 comentarios:

  1. gracias Esther!!! Con todas estas explicaciones , estamos cerca de probarnos la falda!!!! que emoción!!! besitos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! ya queda poquito! Qué ganas de acabar, eeh! :D

      Eliminar
  2. Y si la queremos con forro???, eres una gran profe!!!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aix...muchas gracias! :P
      En mi falda no puse forro, pero haré alguna mención.
      SI tu quieres ponerle forro y ya has comprobado que la falda te queda bien, ya puedes cortarlo y coser (lo mismo que hemos cosido hasta ahora) así cuando llegue la hora de montarlo ya lo tendrás preparado!

      Eliminar
  3. Estupendo tus lecciones, pero no recordaba lo del forro. ¿se cose la falda igual, o hay que hacerlo a la vez que el forro?. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se cose a parte, Mari Luz. Uniremos la falda y el forro cuando cosamos la cinturilla.
      Así pues, puedes ir haciendo el forro, coser laterales pinzas y el bajo y el martes, cuando explique la última lección, cosemos la cinturilla de falda y forro.

      Eliminar