El bolso-mochila de este verano


Ya os enseñé por las redes sociales el bolso-mochila que me hice reciclando tejanos para estas vacaciones.




Cuando me lo planteé no sabía que es lo que iba a salir: cogí varios materiales y me dispuse a experimentar. Eso sí partiendo de una base, una base tan sencilla como la típica de un neceser con culo. Vendría siendo esta:
 
Tenemos que hacer un patrón como este, pero dos veces en tela tejana (o la que escogierais en vuestro caso) y dos veces con la tela de forro.

La complicación en mi caso venia dada por el hecho de unir diferentes telas tejanas. Os recomiendo que si queréis hacerlo así lo hagáis más bien grande y, una vez montado, lo recortéis según el patrón.

Si no conocéis este sistema, para conseguir que la bolsa tenga un culo ancho os lo explico:

 Lo primero de todo, uniendo los dos trozos de tela (la parte exterior tiene que quedar tocando una contra la otra, en el medio), será coser los laterales y el bajo de la base.
Una vez cosido esto coseremos los dos lados de las esquinas de la base.
Os recomiendo que unáis primero uno de los lados, la derecha por ejemplo, tanto la tela que tenéis enfrente como la que tenéis detrás. Si lo hacéis así tan solo tendréis que hacer una costura, en diagonal, de lado a lado.

Quedará una cosa parecida a lo que tenéis justo arriba.

Una vez tenéis esto, por un lado con la tela exterior y por otro lado con la tela del forro, os enseño los detalles, que los podéis incorporar entre uniones del tejano, o lo podeis colocar encima después.

ASA:

No es más que un trozo de cinta, tipo cinturón, con unos pequeños mosquetones a los extremos y en el centro.


Los extremos los quemé para que no se deshilacharan y después hice un pespunte, pasando varias veces por el mismo punto, para que quedara bien fuerte.


En el mosquetón del centro, dado que la tira es bastante más ancha que el agujero, y la rigidez de ésta ayuda, no le hice ningún tipo de costura. Una opción también seria un nudo a cada lado del mosquetón (en función del material de la tira puede quedar mejor o peor...)


A la hora de usarla para la mochila van: los extremos enganchados a la base de la mochila y el centro a la parte superior-central. Así conseguimos las dos asas de la mochila.


Para llevarla como bolso: doblamos la cinta por la mitad de manera que queda en un lados los dos mosquetones de los extremos y en el otro lado el mosquetón del centro. Los engancharemos a otro enganche intermedio, los extremos a un lado y el del centro al otro lado.

OPCIÓN MOCHILA:


Los enganches que os comentaba con el asa son estos:


El de la base, uno en cada lado.



 Los de la parte superior, uno en cada lado (para que la lleves segun más te apetezca).

OPCIÓN BOLSO:


En este caso los enganches son tan solo dos:


Uno como este en cada lado, a 3/4 de la altura del "bolso".

DETALLES:

Además de lo básico os enseño algunos detalles, como...


La cremallera: dado que el tejano ya tenia algunas costuras no me gustaba que la costura de la cremallera se viera. Así que la cosí a máquina al forro y a mano al bolso (con una puntada invisible).

Los extremos los he colocado por fuera, tapando el extremo con un trozo de tejano.


El forro: la misma tela que he usado para algunos detalles del bolso, como un bies o un pedazo con un agujero que deja ver el tejano de debajo. (esto lo véis en la foto donde os enseño el enganche de la base).

Ya véis que en realidad es muy básico. La gracia es el collage de tejanos y los enganches que lo convierten en mochila o en bolso. Así que, si os animáis, en una tarde lo tenéis!

No hay comentarios:

Publicar un comentario