Cubo para rechazos


¿No os pasa, cuando estáis con un proyecto, que acabáis rodead@s de restos de  materiales? A mi me pasa, sobre todo, cuando coso, que acabo con hilos y recortes de tela por la mesa (y el suelo...)

Así que pensé que un cubo, encima de la mesa, me iría muy bien para ir recogiendo los restos mientras tanto. Además, ¡más fácil imposible!



Lo primero fue decidir el "mensaje". Escogí "refuse" porque me gustaba como quedaba, aunque prodría haber puesto trash, wast, rubish o cualquier otra cosa.

Antes de plasmarlo en la tela quise escribirlo en papel, y os lo recomiendo, para ver cómo me quedaba la letra, el espacio que me ocuparía (y no pifiarla, básicamente...)

Si usáis una tela un poco fina, también lo podéis usar para calcarlo (y así os aseguráis de no pifiarla!)



Para saber el tamaño de la tela tendremos que medir el alto y el contorno del cubo/lata. En mi caso hace 12cm x 31,5cm. (corté a 32cm porqué dejé 0,5cm de margen de costura.


Yo usé esta tela de lona similar al saco de grano, que ya tenía por casa (le hice unas fundas de cojín a mi hermano y esto es lo que me sobró).  La compré en Ribes & Casals, la podéis ver aquí.


Una vez ya tenía el trozo de tela usé rotuladores de tela para escribir el mensaje. Antes de arriesgarme lo escribí con bolígrafo para tela por si había que rectificar. Quedó bastante parecido a la versión en papel.


Ahora toca la costura, que se hace en un santiamén!

Como véis, en la parte superior quité alguinas hebras para que quedara como un flequillo. En la parte inferior le hice un zig-zag, pero podéis hacer cualquier otra costura, o dejar también las hebras.
La unión de los dos lados la cosí superponiendo un lado al otro, en esos 0,5cm de margen. Hice una costura decorativa, pero un zigzag ya hubiese bastado.



Y así es como quedó!

Como la medida era suuper exacta tube que encajarlo muy bien, pero quedó perfecta!


Ahora ya no hay excusa para tenerlo todo limpito y recogido, sin desperdicios alrededor!

1 comentario: